ELASTICIDAD Y PLASTICIDAD

“El Futuro es tan Plástico”  Jorge Luis Borges.

En los años ‘70  yo era un típico estudiante en un colegio secundario industrial que asistía a una demostración práctica en el laboratorio de ensayo de materiales. Allí presencié como una barra de acero que era sometida a la tracción se estiraba hasta romperse, como el chicle que en ese momento estiraba entre mis dientes y mi mano.

Cuando el material fue traccionado, sus moléculas se separaron aumentando la longitud de la barra. Cuando  se dejó de ejercer la tracción, las moléculas volvieron a su lugar midiendo la barra la longitud original. “Este fenómeno es conocido como CAMPO ELÁSTICO” nos dijo el profesor mientras me echaba una mirada admonitoria y me pedía que me deshaga del chicle. Cosa que no hice.

“En teoría… prosiguió, podemos repetir  este  estiramiento cuantas veces lo deseemos y nada cambiará, pero si seguimos aumentando la fuerza de tracción llega un momento en que las fibras del metal se separan tanto que ya no vuelven a su sitio inicial, y se produce algo curioso: el material ya no es el mismo y se deforma muy rápidamente hasta romperse. Este periodo en que el material se deforma hasta la rotura es conocido como CAMPO PLÁSTICO”. En ese instante el globo del chicle me explotaba en la cara y el profe coagulándome con su mirada me propuso abandonar el laboratorio. Ni él ni yo imaginamos que muchos años después esta experiencia desvelaría mis sueños. “Podemos decir que en el Campo Elástico los procesos son Reversibles y en el Campo Plástico se tornan Irreversibles y cambian las Propiedades del Material…” fueron las palabras que se colaron en mi mente antes de abandonar la sala mientras luchaba por despegar el chicle de mis incipientes bigotes.

¿Cómo funcionan estos campos en el proceso evolutivo?

La vida en la tierra se calcula en 4000 millones de años. Al principio, y durante mucho mucho tiempo, la vida se desarrolló en el agua, en charcas, lagos y océanos. Estos lugares estaban sembrados por millones de microorganismos conocidos como cianobacterias, que eran unas bacterias procariotas (carentes de nucleo) que tenían un metabolismo en base a fotosíntesis. Para ser mas claro, mediante la energía del sol y por un procedimiento químico, descomponían  el hidrogeno del agua  y desechaban el oxigeno. Durante esos tediosos 2000 millones de años no pasó mucho mas. Estos seres vivían plácidamente en un sistema que los sostenía apropiadamente. Pero a medida que el oxigeno se desechaba, además de oxidar todo lo que podía reaccionar con él , como el hierro, el oxigeno comenzó a desplazar los otros gases de la atmósfera hasta que hubo tal cantidad que comenzó a matar masivamente a las cianobacterias que lo producían, dado que estas eran organismos anaerobios y el oxigeno simplemente era veneno para ellas. Produciéndose con seguridad, en mayor desastre ecológico de todos los tiempos.

Antes de desaparecer prácticamente de la faz de la tierra (ahora siguen viviendo pero en sitios mas propicios) muchos de esos organismos se fueron transformando rápidamente para poder hacer uso del oxigeno como elemento vital, dando lugar, en un tiempo relativamente corto, (unos cientos de millones de años) a lo que se denominó explosión cámbrica con la aparición de una diversidad y complejidad de vida como nunca había existido.

Mientras las cianobacterias vivían sin sobresaltos, podríamos decir que estas vivían en un campo elástico porque los procesos eran reversibles, pero en algún momento el oxigeno comenzó a diezmarlas entrando en un procesos plástico e irreversible transformando la vida en el planeta como jamas había ocurrido.

Pienso como analogia evolutiva que el ser humano vivió en una zona elastica hasta mediados del siglo pasado, a partir de ahí la fase se transformo en plástica fluyendo rápidamente hacia la rotura. Con lo cual y siguiendo con la analogía, nuestra polución ambiental y el desarrollo tecnológico exponencial son como el oxigeno de aquellas bacterias, resta saber en que nos vamos a transformar cuando la zona plástica nos lleve a otro paradigma.

Algo similar ocurre en nuestro cerebro con la revolución que ha significado la neuroplasticidad. nuestro cerebro se configura en pocos años y se pensaba que quedaba fijo e invariable. Pero se sabe que determinados acontecimientos o una educación inducida por algún procedimiento puede modificar esa estabilidad. Ciertamente que la persona que experimenta un cambio neuroplástico ya no es la misma que era.

Actualmente existen dos ideas que definen la forma en que hemos evolucionado, algunos creen que la evolución es gradual y lenta y otros que es abrupta y marcada. Quizás sea de las dos formas. Es posible que gradualmente lleguemos a un  momento critico y allí ocurre la fractura como la barra de acero de mis épocas de estudiante. Que cada proceso evolutivo tenga un periodo elástico y que cuando entra en el campo plástico se ingresa en una irreversibilidad que lo transforma profundamente.  Asi ensayo o postulo que el Homo Sapiens entró en su fase de extinción, en su  campo plástico próximo a la rotura y esto precisamente lo está transformando.

seguiremos ahondado en otras entradas sobre este tema.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>