PULSIÓN CÓSMICA

Ver Claves antes


Estamos diseñados y programados para el miedo y la escasez, no para la confianza y la abundancia.

Nuestro impulso básico es sobrevivir y el miedo es la emocion que protege la vida. Pulsamos entre el Miedo y la Plenitud o viceversa, Luchamos contra la muerte, buscamos la inmortalidad. Pero no en una vida miserable sino en felicidad.
 La pulsión cósmica es la clave mas difícil de explicar. Para ello remontémonos al Big Bang. Este acontecimiento es el primer evento conocido, donde el tiempo y la materia se manifiestan por primera vez surgiendo de un vacío conceptual (vacío cuántico o falso vacío) al que llamo Plenitud porque ahí estaba el germen de todo lo que podría ser, y expandiéndose hasta llegar a lo que es el cosmos hoy con sus miles de millones de galaxias que ostentan miles de millones de estrellas con toda su portentosa masa y energía.

Que todo surgiera de algo “vacío” es sin duda una idea bastante difícil de aceptar si no tenemos el conocimiento y la compresión elevada de la ciencia que lo describe. Pero la aceptamos sin mas en el lenguaje coloquial y simplemente no es algo que gravite aparentemente en nuestra vida cotidiana. Sin embargo hay una clave que se puede apreciar en este hecho primordial. Es la pulsión cósmica, aquello que cambia el estado de ese universo auto contenido infinitamente pequeño. Ese cambio comporta un antes y un después. Antes el tiempo es cero, no existe, después discurre hacia el futuro. Esta pulsión que crea el tiempo y la materia es un diferencial, un gradiente, un impulso que genera un estado totalmente diferente del estado inicial. (fluctuación cuántica)

Ese gradiente genera procesos con leyes y fuerzas concretas que crean mas y mas complejidad. Veamos. En el primer segundo de existencia del universo después del big bang, ocurren tres cambios de paradigmas donde se crean las fuerzas universales y las partículas elementales de la materia. Y se crean tan masivamente que en ese segundo aparece, por decir de alguna manera, gran parte del todo el universo.

Si fuéramos testigos de esto primero no veríamos nada y luego de pestañar veríamos todo un universo. Claro que muy diferente al que vemos hoy, pero él estaría ahí.

Nadie sabe aun sobre el primer instante de ese segundo, aunque se ha podido deducir y calcular y se sabe que  tubo una duración que comenzó en cero y terminó en 10-43 parte de un segundo o si lo prefieres 0,000000000000000000000000000000000000000001 de un segundo. Ese lapso es conocido como la era de Plank. No quiero enrollarte con estos paradigmas o cambios dramáticos de este primer segundo, si te apetece hay mucha información en la web, yo te recomiendo este sitio. http://horizontesdesuceso.blogspot.com/2008/11/el-primer-segundo-del-universo.html

Volviendo al impulso, que es lo que nos interesa. No sabemos que lo causó pero podemos verlo replicado infinitamente en la creación de mas y mas complejidad, en la creación del orden y del caos. En la aparición primero de la física, al aparecer la materia y la energía (que es lo mismo solo que en estados diferentes), luego la aparición de la química, cuando las partículas se juntan para crear los átomos y estos se combinan para crear estructuras complejas como una estrella o tú mismo que eres el resultado de otro paradigma: la biología.

Es interesante ver como esa pulsión crea estados de simetría y geometría que se replican en esas formas estructurales mas complejas, un átomo, una galaxia, una célula o un planeta tienen una geometría circular o esférica.
 En nuestra vida vemos ese mismo impulso haciéndonos salir del útero para enfrentar la vida.  Ese impulso es la emoción universal, la pulsión cósmica y esta relacionado según opino con el miedo. No la idea del miedo humano, aunque este es producto de esta pulsión. Sino del hecho de la separación. A partir del big bang el “todo” perfectamente unificado pierde su unión para comenzar a separarse. Tú te separas de tu madre al nacer y las galaxias están en este mismo instante separándose a velocidades inconcebibles. Existe como un anhelo de volver a la unión primordial aunque estamos impulsados a separarnos, los sistemas siguen ese impulso creando cosas mas complejas. Así tenemos un impulso que nos lleva a buscar el alimento, cazar, sembrar, crear el arado, el cohete a la luna, en una espiral ascendente e insaciable de complejidad de la que no podemos escapar.

Ese mismo impulso hace que la materia cambie de un estado inerte a un estado vivo cuando aparece la vida en el planeta (si es que no apareció antes en otro sitio y fue traída por un cuerpo celeste: un meteorito o un cometa a la tierra).

Y la vida por ese impulso tiende a perpetuarse y complejizarse.

Este impulso tiene la misma índole que el latigazo electroquímico en tus neuronas cuando tienes un pensamiento o simplemente una emoción, ese impulso se dispara en todo tu cuerpo llevándote a actuar.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>